T03E13 Una jueza nos explica sobre Justicia Restaurativa en Costa Rica

En esta conversación con la jueza Lourdes Espinach exploramos la experiencia de la Justicia Restaurativa en Costa Rica: ¿qué es la Justicia Restaurativa? Lourdes nos explica cómo estos protocolos fomentan el encuentro entre comunidad, personas afectadas y personas que cometieron Sigue leyendo

Ver artículo completo

T03E13 Una jueza nos explica sobre Justicia Restaurativa

En esta conversación con la jueza Lourdes Espinach exploramos la experiencia de la Justicia Restaurativa en Costa Rica: ¿qué es la Justicia Restaurativa? Lourdes nos explica cómo estos protocolos fomentan el encuentro entre comunidad, personas afectadas y personas que cometieron Sigue leyendo

Ver artículo completo

Atestiguar Compasivamente. #queserindatumadre. Parte 3.

“Esta es una era mediática e interconectada sin precedentes. Es como si todos y todas fuéramos espectadores. No. No somos espectadores. Somos testigos. Eso conlleva un compromiso. Atestiguar compasivamente no implica únicamente abstenernos de los vicios que conlleva la era tecnológica del nuevo milenio. Implica una acción comprometida, transformadora, no violenta pero sí valiente y coherente.”

Durante las últimas dos semanas, quise dedicarme a hablar sobre el concepto de “Atestiguar Compasivamente”: esta decisión de observar y actuar sobre nuestra realidad para transformar y no exacerbar la violencia. Había pensado en hacerlo en tres partes: la primera sobre la relación compasiva con uno mismo (que no, no es lo mismo que la autocompasión). Segundo, la escucha activa, el atestiguar compasivamente sin resolverle los problemas a las personas (que no, no es pasividad). Hoy quería hablar sobre cómo hacemos esto desde nuestra participación cívica y comunitaria. Cómo observamos la violencia y nos hacemos partícipes como ciudadanos, pero sin incurrir en violencia nosotros mismos. Creo que más que una afirmación, es una pregunta.

Y entonces el fin de semana pasado trascendió lo que se está viviendo en Nicaragua. Mi mamá es de Estelí. Hemos pasado al pendiente de las noticias y muy consternadas.

Sigue leyendo
Ver artículo completo

“Que no, que no es pasividad.” Parte 2.

Según Kaethe Weingarten (2003), al acercarnos a alguien y atestiguar su historia, debemos hacernos presentes. Física, mental y emocionalmente presentes. Estar en el ahí y el ahora, aún si es una conexión breve. Vivimos en el mundo de las distracciones insaciables y amabilidades falsas.

 

La semana pasada el tema fue la compasión a uno mismo -que no, que no es autocompasión-. Es la base para atestiguar compasivamente, el “compassionate witnessing”, a partir del cual nos volvemos conscientes y empoderados sobre nuestra realidad para transformar la violencia sin exacerbarla. Atestiguar compasivamente. ¿Cómo se aplica a la escucha? ¿A la escucha de la otra persona que nos cuenta su situación? No sé a ustedes, pero cuando oí algo así me sonó como a pasividad. Me sonó a observar sin meterse. Y eso, al menos a mí, no me sonó nada bien.

Quizás me gana la impulsividad. O quizás sigo tratando de sacudirme esta noción de que las personas que trabajamos con personas debemos ser los protagonistas de las soluciones. O al menos el cerebro de la operación en lo que a soluciones se refiere.

Sigue leyendo
Ver artículo completo

“Que no, que no es auto compasión.” Parte 1.

 

La compasión a uno mismo no es lo mismo que la auto-compasión. Y es el primer paso para transformar la violencia. En tres partes, me gustaría hablar sobre lo que Kaethe Weingarten (2003) llama en inglés “compassionate witnessing” y que me he atrevido a traducir como “atestiguar compasivamente”; ella lo define como esa decisión activa de darnos cuenta y de tomar conciencia de lo que pasa para actuar con respecto a lo que observamos, de forma que transformemos y no exacerbemos la violencia.

En esta primera parte quisiera referirme más bien a la importancia de la compasión a uno mismo. No, no es auto-compasión, no es ley del pobrecito, no es carta abierta a la mediocridad.

Sigue leyendo
Ver artículo completo

Sobre paranoias, defensas propias y democracia

Muchas personas amanecerán el próximo lunes sintiéndose -o sintiéndonos- perdidas y desconcertadas. Y las heridas quedarán abiertas y profundas para todos. Pero haríamos muy mal si, además de eso, perdemos también la democracia.

Es un villano muy extraño, este Grenouille de la novela El Perfume. Interesante que logra sacar al villano que tenemos dentro. Este volátil fin de década me recuerda la descripción de los habitantes de Grasse, después de que, expuestos al perfume de Grenouille, se entregaran sin pudor a sus pasiones en plena plaza de Cours como un colectivo ebrio de sus instintos más primitivos. Una vez pasado el efecto, vuelven a la normalidad y tratan de retomar sus vidas, cerrando los ojos, en la medida de lo posible, a lo acontecido. Pero muy en el fondo, todos saben. Se vieron por lo que realmente son. Y aunque no lo digan, todos recuerdan.

La campaña electoral de Costa Rica está por terminar. Es difícil hacer un podcast sin posicionarme a favor y en contra de algún candidato. Algunos podrán decir que una quiere quedarle bien a Dios y al diablo (cuál es el diablo, depende de a quién se le pregunte, pero quién sea, lo verá igualmente terrible y demoníaco, así de polarizados estamos). Debo decir, sin embargo,

Sigue leyendo
Ver artículo completo

Miguel Tello: Uno de los pioneros en Prácticas Restaurativas en la región.

En esta entrevista, conversamos con Miguel Tello, uno de los pioneros de la Justicia Restaurativa en América Latina. El audio de la entrevista está disponible en el podcast de arriba.

Miguel, muchas gracias por estar en el podcast. Contanos un poco, ¿cómo te familiarizaste con la Justicia Restaurativa?

En el 2004, regresando de Brasil y aterrizando aquí en Costa Rica, me contactó la Confraternidad Carcelaria Internacional y me contactó Dan Van Ness, uno de los pioneros en Justicia Restaurativa y me preguntó si estaría interesado en ser el coordinador del programa de Justicia Restaurativa. Y le dije que sí, pero que el problema era que no sabía nada del tema (risas). Pero él me dijo: “no te preocupes, yo te voy a enseñar”. Así que tuve la gran dicha de aprender con uno de los pioneros de Justicia Restaurativa. Más tarde pude conocer a Kay Pranis y me capacité con ella. Y luego conocí al Instituto Internacional de Prácticas Restaurativas, del cual soy actualmente profesor adjunto y también facilitador certificado.

Sigue leyendo
Ver artículo completo

“… Y si tus amigos se tiran de un precipicio ¿vos también?”

Hay mucho que no sabemos. En el clima político polarizado en el que vivimos, es difícil que no haya intentos de politizar esta tragedia. Y en nuestra emocionalidad tan frágil ante las redes sociales, no dejan de abundar los comunicados de todo tipo, inclusive, con fotos del menor.

La noticia que nos estremeció esta semana no me abandona. Se me ha pegado a la piel. No me deja tranquila. ¿Y saben qué? Ni debería. Recuerdo el momento en que vi el titular el miércoles por la tarde: la notificación noticiosa de mi celular me informó que un adolescente había sido arrollado por el tren cerca de Plaza González Víquez. Vi el titular, me impactó una muerte accidental de alguien tan joven y lo consideré un suceso como muchos que nos flagelan en nuestra peligrosa cultura vial. La verdad, estaba atareada con cosas de trabajo, no abrí la noticia y continué con mis labores.

A la mañana siguiente estaba en una clase cuando me llamó una colega del Colegio de Psicólogos:

Sigue leyendo
Ver artículo completo